ACOM, el lobby sionista de ultraderecha que ha denunciado a la ministra Belarra por defender a Palestina

La entidad considera que la acción política de la líder de Podemos a favor del pueblo palestino supone una “incitación de odio a los judíos”
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 en funciones, Ione Belarra (i), y la ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero (d), durante la primera sesión del debate de investidura de Pedro Sánchez como presidente de Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 15 de noviembre de 2023, en Madrid (España). El Salón de Plenos del Congreso acoge hoy y mañana, 16 de noviembre, el debate de investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE tiene el apoyo de 179 diputados de los 350 del Congreso. Está previsto que votarán a favor de que el líder socialista sea presidente del Gobierno tras exponer su programa PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV, BNG y Coalición Canaria frente a los 171 en contra de PP, Vox y UPN. El acto se celebra en un momento de tensión por las concentraciones en la sede del PSOE en Ferraz y protestas en contra de la ley de amnistía registrada por los socialistas que beneficia a los implicados del 'procés'.
15 NOVIEMBRE 2023;MADRID;INVESTIDURA;SÁNCHEZ;CONGRESO DE LOS DIPUTADOS;ACUERDO PSOE Y JUNTS;AMNISTÍA
Eduardo Parra / Europa Press
15/11/2023
Ione Belarra e Irene Montero en la sesión de investidura — Europa Press

El lobby ultranacionalista Asociación Proisraelí Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) ha presentado una denuncia ante la Fiscalía del Supremo contra la ministra en funciones de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, por incitación de odio a los judíos. 

La entidad, que se encarga de hacer cabildeo en España y la UE a favor de los intereses económicos y políticos de Israel, responde así a la actividad de la ministra en contra del genocidio Israel contra el pueblo palestino en la Franja de Gaza desde que el 7 de octubre el país sionista respondiera con bombardeos contra población civil tras el ataque de Hamás.

Este lobby ultraderechista, presidido por Ángel Guillermo Más Murcia y cuyo domicilio social se encuentra en el Paseo de la Castellana, considera que Belarra se ha valido de su cargo como ministra para “difundir durante las últimas semanas, tanto a través de sus redes sociales como en distintas intervenciones públicas, reiterados mensajes en contra de Israel, suponiendo una clara incitación al odio frente a los israelíes que residen en nuestro país”. 

El activismo a favor del pueblo palestino de Belarra supone para ACOM la “promoción de un discurso de odio frente al pueblo israelí con consecuencias sobre los españoles que integran las comunidades judías nacionales, por razón de origen y por la religión que profesan”.

La asociación que promueve los intereses económicos y político del Estado ocupante de Palestina considera que la actividad política de la ministra en contra del genocidio israelí “excede con creces el derecho a la libertad de expresión y lesiona el derecho a la igualdad de los ciudadanos españoles y extranjeros que residen en España, así como la libertad religiosa y de culto que consagra nuestra Constitución”. 

Esta misma semana firmaba la ministra de Derecho Sociales una petición a la Corte Penal Internacional, junto con más de 1.000 firmas de líderes de Europa y América Latina, para que detenga al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y juzgarlo por crímenes de guerra y lesa humanidad por el genocidio contra el pueblo palestino. En la misma línea, Ione Belarra, Irene Montero y el resto de diputados morados en el Congreso han asistido a la sesión de investidura con pañuelos palestinos en solidaridad con el genocidio israelí contra la Franja de Gaza.

Nada de esto sería posible sin suscriptores