El PSOE y el PP votan en Estrasburgo a favor del pacto migratorio que recoge buena parte de las demandas de la extrema derecha

Desde Podemos consideran que se trata de “un pacto migratorio que supone el fin al derecho a pedir asilo en Europa”
Votación del Pacto de Migración y Asilo — YouTube

El miércoles 10 de abril tuvo lugar la aprobación en el Parlamento Europeo del Pacto de Migración y Asilo de la Unión Europea que se alcanzó bajo la presidencia europea de Pedro Sánchez en diciembre de 2023. El texto salió adelante con los votos a favor del PSOE y sus homólogos europeos, con pequeñas excepciones dentro de la familia socialdemócrata europea, del PP y el grupo popular europeo, y los liberales. Podemos, por su parte, votó en contra y en palabras de la eurodiputada Idoia Villanueva este pacto “pisotea los derechos humanos y entrega la política migratoria europea a regímenes autoritarios”.

En la misma línea van las declaraciones de Eve Geddie, directora de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas, que ha afirmado que “tras años de negociaciones, las instituciones de la UE firman ahora de forma conjunta y vergonzosa un acuerdo que saben que provocará un mayor sufrimiento humano”, añadiendo que “para las personas que escapan de conflictos, persecución o inseguridad económica, estas reformas significarán menor protección y mayor riesgo de sufrir violaciones de derechos humanos en toda Europa, incluidas devoluciones sumarias ilegales y violentas, detenciones arbitrarias y actuaciones policiales discriminatorias”.

Por su parte, tal y como se puede leer en la web de Save The Children se puede leer en la web de Save The Children, Willy Bergogné, director de Save the Children Europa, ha explicado que “la decisión de hoy no podría haber sido peor para los niños, niñas y sus familias que buscan refugio en Europa. Está claro que el Parlamento Europeo ha dado prioridad a cerrar las fronteras por encima de la protección de los niños y niñas vulnerables que escapan de los conflictos, la persecución, el hambre, los matrimonios forzados y la pobreza extrema”. Además, según relata la ONG, “el nuevo pacto detalla que ahora, todas las familias, incluso las que viajan con niños y niñas muy pequeños, podrían acabar pasando semanas o meses en centros de detención”.

Desde Médicos Sin Fronteras expresan que “el Pacto está siendo vendido por la UE como una solución a la mal denominada "crisis migratoria" de Europa. No lo es. Los eurodiputados han votado a favor de un Pacto Migratorio que aumenta la violencia y el sufrimiento de las personas que buscan seguridad en las fronteras de la UE, criminaliza a las ONG y externaliza la gestión de las fronteras a países inseguros. Se trata de una abolición del derecho a solicitar asilo en la UE y tendrá consecuencias catastróficas para las vidas de las personas que buscan seguridad y protección en Europa. El Pacto avala los rechazos en frontera, obstaculiza el acceso al asilo y criminaliza injustamente a las personas migrantes y refugiadas”

Entre las medidas más lesivas del texto, desde Podemos destacan las siguientes: el fin de un derecho fundamental como es el asilo, reconocido en el artículo 14 de la Declaración de los DD.HH; la eliminación de las cuotas y el hecho de que financiar la construcción de más muros, instalar concertinas y organizar vuelos de deportación esté dentro de los parámetros de “solidaridad” del acuerdo; el pago terceros países, incluidos dictaduras y regímenes autoritarios, para que sean los encargados de detener y expulsar a personas migrantes sin respetar sus derechos más básicos; la negativa a llevar a cabo la creación de un organismo salvamento marítimo público; el refuerzo del papel de FRONTEX, Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, acusada en incontables ocasiones de violar los derechos de las personas migrantes y refugiadas; la eliminación del derecho a la asistencia legal y gratuita; la posibilidad de deportar personas con más facilidad y rapidez desde los centros de detención, incluidos niños y niñas.

Ayer, en Bruselas, Idoia Villanueva, junto a Serigne Mbayé e Isa Serra, ambos miembros de la lista de Irene Montero a las elecciones europeas, se concentraron junto a otras representantes de diferentes ONG´s y países para protestar contra la aprobación de dicho pacto.

Nada de esto sería posible sin suscriptores