El rearme cada vez más vivo: el gasto militar mundial aumentó en 2023 hasta los 2,3 billones de euros

España ocupa el puesto número 17 en países con más gasto militar y se ha elevado hasta casi un 10% respecto a 2022
Ejército de Tierra — Twitter (X)

El gasto militar mundial ha aumentado en 2023 por noveno año consecutivo hasta los 2,3 billones de euros, con un crecimiento total de hasta 6,8% respecto a al año anterior y un 2,3% del PIB global, según datos del Instituto Internacional de Investigación Sobre la Paz de Estocolmo (SIPRI). Dicho informe indica que en total, 2023 ha sido el año que más se ha aumentado desde 2009 el gasto militar.

Por un lado, EEUU es el país con mayor gasto a nivel mundial, con un aumento del 2,3%, hasta alcanzar los 916.000 millones de dólares (860.000 millones de euros). En cuanto a la OTAN, los miembros gastaron un total de 1,34 billones de dólares, lo que equivale a 1,26 billones de euros.

Por otro lado, desde China se asegura que el gasto militar ha sido de 296.000 millones de dólares (unos 277.000 millones de euros), un 6% más que el año pasado, y representa la mitad del gasto de toda Asia y Oceanía.

En España también es cada vez mayor el gasto militar. El informe revela que se encuentra en el puesto número 17 de países con más gasto, alcanzando los 22.200 millones de euros en 2023, con un aumento del 9,8 respecto a 2022 y hasta un 42% en los últimos diez años.

De hecho, hace unos pocos días se conoció que el Gobierno de España aprobó una partida en el Consejo de Ministros, sin pasar por el Congreso de los Diputados, de 1.129 millones de euros para armamento y material de defensa. Un gasto que la ministra de Sanidad, Mónica García, respecto a los cuales se limitó a apuntar que España tiene “unos costes de defensa que son bajos”, también respecto a otros países.

Este aumento en el gasto militar responde a la escalada de tensión que se vive en los últimos años a raíz de la invasión de Ucrania y el genocidio en Palestina.

Sobre la guerra entre Rusia y Ucrania, el país presidido por Putin aumentó en un 24% el gasto militar hasta los 102.000 millones de euros, llegando a casi el 6% de su PIB. Desde 2014, año en el que se anexionó Crimea, Rusia ha aumentado hasta un 57% el gasto militar. Ucrania por su parte es el octavo país con más gasto militar con una inversión de 61.000 millones de euros, es decir, hasta el 57% de su PIB, a lo que se le debe de sumar los 33.000 millones de euros que ha recibido en ayudas.

Mientras, en la región de Oriente Próximo, con una gran tensión debido principalmente al genocidio en Palestina, ha alcanzado los 200.000 millones de dólares o 188.000 millones de euros en gasto militar, con un crecimiento del 9% y siendo el mayor dato en los últimos diez años.

Más concretamente, los datos muestran como Israel es el segundo país por detrás de Arabia Saudí que más ha destinado a fasto militar en la región, con un total de 27.500 millones de dólares (aproximadamente 25.800 millones de euros). Por su parte, Irán ha sido el cuarto país de Oriente Próximo con 10.300 millones de dólares (9.700 millones de euros).

Aumentos en el gasto militar que, como se señalaba en el caso de Ucrania, no solo proviene de los propios países, sino también de paquetes de ayudas de terceros. Hace unos pocos días, EEUU aprobaba un paquete de 90.000 millones de ayuda militar para Ucrania (61.000 millones), Israel (25.000 millones) y Taiwán (8.000 millones). Unas ayudas que aumentan la tensión militar en todo el mundo.

“El aumento sin precedentes en el gasto militar es una respuesta directa al deterioro global en paz y seguridad. Los estados están priorizando la fuerza militar, pero se arriesgan a una espiral de acción-reacción en un panorama geopolítica y de seguridad más volátil”, apuntaba el SEPRI.

Y esto es algo que se puede observar en la prensa desde hace meses, ya que desde los medios de comunicación se habla de un rearme, sobre todo en Europa.

Con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, entre el 6 y 9 de junio, estos comicios estarán marcados precisamente por el rearme y la defensa militar de la Unión Europea. El propio Parlamento Europeo lanzaba una nota de prensa hace unos días advirtiendo que “el contexto geopolítico hace aún más importante votar en las elecciones europeas”.

Sin embargo el último Eurobarómetro muestra que la población prefiere que el Parlamento se centre en otras cuestiones como los valores de la paz (47% de los encuestados), la democracia (33%) o la protección de derechos humanos (24%).


Nada de esto sería posible sin suscriptores