¿Estamos o no ante un recorte?

El País del Grupo Prisa ha tenido que salir en un artículo de análisis a decir que un recorte es un recorte, lo cual dice mucho de lo que está ocurriendo dentro y fuera del Gobierno
La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño (i) y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (d), durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 13 de diciembre de 2023, en Madrid (España). El Congreso celebra su primera sesión de control al Gobierno de la XV legislatura sin la presencia del presidente del Gobierno, que se encuentra en Estrasburgo (Francia) para clausurar la presidencia española del Consejo de la Unión Europea. El pleno de control se centra en cuestiones relacionadas con la ley de amnistía, un día después de comenzar su tramitación en el Congreso con el debate sobre su toma en consideración por el pleno.,Image: 829114942, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Pictured: YOLANDA DÍAZ,NADIA CALVIÑO, Credit line: Eduardo Parra / Europa Press / ContactoPhoto
La exministra de Economía, Nadia Calviño y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz — Eduardo Parra / Europa Press 

El pasado miércoles se aprobaron todos los decretos que presentó el Gobierno menos uno, concretamente el Real Decreto-ley 7/2023 que incluía un recorte en las cotizaciones referentes al subsidio a mayores de 52 años. Una medida anunciada veladamente en el mes de diciembre, que tuvo como fervientes defensores al Ministerio de Economía liderado en aquel momento por Nadia Calviño y al Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz. Por su parte, no fueron pocos los que mostraron desde el inicio su rechazo a esta medida. Es el caso de los sindicatos mayoritarios que no dudaron en pronunciarse al respecto. Uno de ellos fue Comisiones Obreras que emitió su propia valoración  en la que decía: a la valoración ya realizada hay que añadirle nuestra disconformidad con la paulatina reducción de la base de cotización del subsidio para mayores de 52 años”. A estas voces discordantes también se han sumado plataformas como la coordinadora estatal por la defensa de un sistema público de pensiones, la COESPE. 

Valoración CCOO

¿Sabéis por cierto qué es el subsidio para mayores de 52 años que preocupa a nuestros pensionistas? Vamos a explicarlo antes de hablar de la COESPE. El subsidio es una prestación social, una ayuda creada en 2019 que modificaba una ya existente que marcaba el umbral de edad en 55 años y que está destinada entre otras cosas a aquellas personas que hayan agotado el paro o no tengan derecho a él con una serie de criterios basados en la renta y en el número de años cotizados. Por tanto es un subsidio pensado para personas muy vulnerables. Quedémonos con ese dato.

Y si hablamos de cuantías desde 2019 a 2023 se percibe el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, es decir, el IPREM. En 2023 la cuantía correspondía a unos 480 euros mensuales. Por su parte la base de cotización para la jubilación ha sido la equivalente al 125% de la base mínima del Régimen General de la Seguridad Social, es decir, que se tributaba más de lo que se ingresaba para que luego beneficie posteriormente a la pensión de jubilación.? Pues bien. La propuesta de Calviño y de Díaz que el miércoles no consiguió salir adelante y que iba a empezar a llevarse a cabo a partir de junio de este año, suponía reducir progresivamente la cotización de la ayuda de manera que baje desde el 125% en 2023 hasta el 100% en 2028. Esto significa que las personas la iban a cobrar a partir de junio dispondrían de una cotización menor los siguientes años, lo que repercutiría directamente en la pensión de jubilación. Así de sencillo.

Memoria económica del Ministerio de Escrivá

Además según una memoria económica elaborada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sobre esta medida, el ahorro estimado se cuantifica en 93,6 millones de euros anuales. Sólo el primer año. Como indica la mencionada memoria económica, al tiempo que se reduce el porcentaje a aplicar a la base de cotización, aumenta el ahorro para el Estado. Pasando de los 93 millones a los 468 millones de euros en 2028.

A esto desde Sumar lo han llamado sobre-cotización, mientras que Podemos, que es quien ha paralizado este recorte recordaban no se puede vender como medidas progresistas recortes sociales y que aún estaba el gobierno a tiempo de volver a sentarse a negociar y rectificar la medida. Por su parte Sumar que en un principio negaba dicho recorte, en los últimos días pasó a la defensiva y decidió asumir el recorte hablando de “una necesidad de cerrar un ciclo de sobre-cotización de personas cercanas a la jubilación”. Básicamente usando un eufemismo para no llamar recorte a un recorte. 

Por cierto hasta el diario El País, del Grupo Prisa, ha tenido que salir en un artículo de análisis a decir que un recorte es un recorte, lo cual dice mucho de lo que está ocurriendo dentro y fuera del Gobierno.

Datos del SEPE noviembre a propósito de a quien afecta el subsidio

Y como decía al inicio de este artículo, una de las plataformas que más ha criticado este recorte ha sido la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones que ha emitido un contundente comunicado bajo el título “La reforma del subsidio de desempleo y para mayores de 52 años perjudicará notablemente a las pensiones futuras”. Dice el comunicado que “la nueva regulación del subsidio de desempleo y para mayores de 52 años trae consigo una desagradable sorpresa en su articulado que no se dio a conocer cuando se presentó por parte de la Ministra de Trabajo. Así su disminución en cotizaciones sociales de la base mínima de cotización al 100% hará que éstas pasen de los 1575 euros actuales a los 1260 euros durante todo el periodo. Por entendernos, la administración finalizado el primer año empezará a ahorrar. Sin embargo, el peor efecto para la clase trabajadora —dicen desde la coordinadora— es el que tendrá sobre las pensiones futuras. Según los casos, la pérdida en la pensión se extenderá entre una horquilla del 2% y el 3%. Esto podría suponer para una pensión de 1200 euros entre 24 y 36 euros al mes a cobrar durante una media de 18 años, es decir, entre 6048 y 9072 euros”.

Otro dato curioso que no conviene olvidar para seguir contextualizando todo este asunto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz tuvo que llamar ella misma al portavoz del PP, Borja Semper para intentar convencerles de las bondades del decreto que incluía este famoso recorte para nuestros pensionistas. 

De momento están a tiempo de rectificar. Como bien dice la plataforma de penionistas, “Con la medida estaríamos cambiando un escaso incremento del subsidio hoy por una reducción de nuestra pensión futura que puede alargarse muchos años. Un mal negocio para los pensionistas futuros”. Y por último termino trayendo otro esclarecedor dato: El 60% de los perceptores de subsidios de desempleo son mayores de 52 años. El 60%. Todo ello según nos indica el último informe del SEPE del pasado mes de noviembre. Estamos hablando por tanto de 440.000 personas sobre un total de algo más de 730.000 personas.

Ojalá se pongan las pilas pronto. De momento la Ministra de Trabajo a emplazado a los sindicatos a una nueva mesa de negociación. Esperemos que esta vez su capacidad negociadora sea más eficaz, sobre todo con Podemos.

Este texto es una adaptación del análisis realizado en La Base por Canal Red, puedes ver el episodio completo aquí:

Nada de esto sería posible sin suscriptores