La Audiencia Nacional cita para declarar este lunes como víctima al abogado español Juan Branco

Juan Branco fue secuestrado en Mauritania y trasladado encapuchado por unidades parapoliciales a Senegal. Ahora, tras querella interpuesta por Aitor Martínez en su representación, el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional investiga su secuestro y le tomará declaración como víctima
Juan Branco en Thinkerview — Youtube

El próximo lunes 15 de abril a las 10:00h la Audiencia Nacional ha citado a declarar en calidad de testigo-víctima a Juan Branco, abogado español que fue secuestrado en Mauritania y trasladado arbitrariamente a Senegal por unidades parapoliciales del país. Los hechos habrían tenido lugar entre los días 4 y 7 de agosto de 2023.

El abogado, que ejerce como assistant to counsel en la Corte Penal Internacional, había denunciado la comisión de crímenes de lesa humanidad en Senegal y había defendido al líder de la oposición, Osumane Sonko, quien fue encarcelado arbitrariamente en el país.

Juan Branco fue secuestrado en Mauritania y trasladado encapuchado por unidades parapoliciales a Senegal. Ahora, tras querella interpuesta por Aitor Martínez en su representación, el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional investiga su secuestro y le tomará declaración como víctima.

El querellante califica los hechos como delito de secuestro con finalidad terrorista regulado en los artículos 571 y 573 el Código penal en relación con los delitos previstos en el Capítulo I del Título VI del Libro Segundo del Código penal.

Este verano trascendió en la prensa nacional e internacional que el abogado Juan Branco había sido detenido en Senegal, cuando intentaba dejar el país.

Sin embargo, su letrado Aitor Martínez ha explicado a Diario Red que esto era un hecho falso: “Lo reportado por las autoridades senegalesas no era cierto, ya que Juan Branco no fue detenido en Senegal tratando de abandonar el país, sino que había sido detenido arbitrariamente por unidades parapoliciales en Mauritania, y trasladado contra su voluntad encapuchado y amordazado hasta Senegal —por vía terrestre y marítima—“.

Nada de esto sería posible sin suscriptores