Miles de profesores de la enseñanza pública protestan ante las políticas educativas de Ayuso

Entre sus demandas están la reducción de horarios, bajada de ratios y equiparación salarial con otras comunidades autónomas
Manifestación por una educación pública y de calidad, a 27 de febrero de 2024, en Madrid

Este 8 de mayo ha tenido lugar el primero de los dos días de huelga de los profesores de institutos y colegios públicos de la Comunidad de Madrid, convocada por los cuatro sindicatos de la Mesa Sectorial (UGT, CC.OO., CSIF y ANPE), junto con otras convocatorias independientes de otros sindicatos como CGT, CNT, STEM y la Asamblea Menos Lectivas.

A las 18 horas ha arrancado la manifestación en Atocha, que ha reunido a 30.000 personas según los sindicatos y 7.00 según fuentes de la Delegación del Gobierno. Durante la marcha se han escuchado cánticos como “Ayuso, escucha, la pública está en lucha” o “menos ratio y más calidad”.

En la misma mañana, a las 12 horas, ha sido convocada una protesta frente a la Consejería de Educación, en la que según Menos Lectivas se han reunido más de 3.000 personas, además de 100 piquetes en distintos barrios y pueblos de Madrid.

Según informa la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, la huelga ha tenido un seguimiento del 65% pese a los recortes de 100 euros de salario al día.

La principal demanda de los profesores y maestros es la reducción del horario lectivo, además de la bajada de ratios y equiparación salarial respecto a otras comunidades autónomas. También apuntan como prioridad la mejora de la atención a la diversidad, además de reducción de la burocracia.

Estas reclamaciones al gobierno de Ayuso vienen después de la falta de acuerdo entre los sindicatos y la Consejería de Educación, Ciencias y Universidades para un nuevo Acuerdo Sectorial Docente.

Y es que la propuesta de gobierno del PP reducía las horas lectivas semanales para profesores de Secundaria, FP y Régimen Especial tan solo de 20 horas a 19 horas para el curso 2026/2027, y a partir de ahí se daría una reducción general a lo largo de la legislatura, sin especificar la cuantía de las horas.

Las organizaciones que han convocado la huelga avisan de que si el gobierno de Ayuso no da pie a cambiar esta situación, será mayor en número de ampliaciones “poniendo en riesgo la finalización de este curso y el inicio del siguiente”, tal y como recoge Europa Press. De momento, el siguiente día de huelga será el día 21 de mayo.

La reducción lectiva exigida sería a 18 horas en Secundaria, Formación Profesional y Régimen Especial; y 23 horas en Infantil y Primaria, además de las otras reivindicaciones mencionadas anteriormente.

El consejero de Educación, Emilio Viciana, al conocer la convocatoria, se limitó a decir que espera que los paros de los dos días de reivindicaciones para la mejora de la educación pública “no compliquen” el final de curso escolar, y que “siguen con la mano tendida” a los sindicatos para seguir con la negociación. Sin embargo, también señaló que la reducción de horario debería de hacerse progresivamente por temas presupuestarios.

Las protestas educativas no se quedan solo en Madrid. En el País Valencià, la Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic (de la que forma parte sindicatos educativos, estudiantiles, y diferentes asociaciones de profesionales de la educación y familias) ha convocado concentraciones en los colegios e institutos públicos.

Estas concentraciones son una previa la huelga convocada por la misma organización el 23 de mayo por la nueva Ley Educativa del Consell de PP y Vox, denunciando recortes por parte del gobierno de Mazón en beneficio de la concertada.


Nada de esto sería posible sin suscriptores