Los partidos de Sumar obligan a Díaz a sacrificar a María Eugenia Rodríguez Palop

A la espera de que IU acepte la cuarta posición en la lista a las europeas, la negociación entre los partidos y Yolanda Díaz ha dañado la ya frágil cohesión del espacio
La eurodiputada de Podemos, María Eugenia Palop (i), y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (d), conversan a su llegada a la presentación del libro de Unai Sordo, 'Los sindicatos y el nuevo contrato social. Cómo España salió del ERTE', en el Centre Cultural-Llibrería Blanquerna, a 9 de junio de 2022, en Madrid (España). En el libro, el secretario general de CCOO, Unai Sordo aborda el papel del diálogo social y de la actividad sindical durante la pandemia,y la importancia de la reforma laboral y de los ERTE para sostener el empleo.
09 JUNIO 2022;MADRID;LIBRO;UNAI SORDO;CONTRATO SOCIAL;ERTE
Alberto Ortega / Europa Press
(Foto de ARCHIVO)
09/6/2022
María Eugenia Rodríguez Palop junto a Yolanda Díaz en 2022 — Alberto Ortega / Europa Press

La cohesión interna de Sumar no está pasando por su mejor momento, como se ha podido ver desde antes de que se celebrara su primera asamblea, donde la participación en la votación para elegir a Yolanda Díaz fue de apenas 8.000 personas, hasta estos días en los que se están cerrando los primeros puestos de la lista para las elecciones europeas, que están suponiendo un quebradero de cabeza para la veterana política gallega ya que además el retroceso progresivo en las encuestas ha ido reduciendo paulatinamente los puestos de salida a repartir, lo que ha llevado a Díaz a sacrificar a una de sus más estrechas colaboradoras, la actual eurodiputada María Eugenia Rodríguez Palop.

La tarde del jueves se conocía que Sumar aceptaba que Compromís ocupara el tercer puesto de la candidatura, después de afirmar algunos medios que la formación valenciana se iría al grupo mixto si esto no sucedía. A su vez, los medios publicaban poco rato después que los Comunes ocuparían el segundo y Más Madrid el quinto. Estas tres fuerzas, previsiblemente, acabarán en el grupo de los verdes europeos donde los verdes alemanes son la principal referencia. Según se pudo saber más adelante, el cuarto lugar sería para Izquierda Unida, que hoy celebra una reunión al más alto nivel para decidir si aceptan la oferta o no, después de que en las últimas semanas se haya generado un profundo malestar en la organización, ya que consideran estar infrarrepresentados, tal y como se puede leer en las redes sociales y en los medios de comunicación. En 2019, cuando IU fue en coalición con Podemos, ocuparon el segundo y sexto puesto de la lista y llegaron a obtener esas dos actas. A su vez, hay que recordar que IU está en plena batalla interna entre el sector de Maíllo y el de Sira Rego para elegir al sucesor o sucesora de Alberto Garzón.

A priori, el segundo puesto iba a ser para María Eugenia Rodríguez Palop, según los planes de la vicepresidenta y de la actual eurodiputada. Pero el jueves acabó con malas noticias para Palop, que a tenor de lo publicado iría en el mejor de los casos en el puesto número seis si IU acepta la oferta de Sumar. La situación de Palop ha cambiado mucho en tan solo unos pocos meses ya que en agosto de 2023 varias fueron las piezas en medios de comunicación que situaban a Palop como posible ministra.

Tal y como pasara con Marta Lois, presidenta de Movimiento Sumar, partido de Yolanda Díaz, que terminó abandonando el Congreso para concurrir como cabeza de cartel en Galicia y que tras el fiasco electoral ni siquiera asistió a la asamblea fundacional de hace unas semanas, lo más probable es que Palop podría quedarse sin escaño en Bruselas, después de ser la referente en Europa de Yolanda Díaz, además de la coordinadora de programa para el 23J.

Esta batalla pública que está teniendo lugar a cuenta de los puestos y las cuotas dentro de la candidatura para las europeas por parte de los partidos que están negociando, contrasta con las declaraciones que hacían hace un año muchos de los miembros que apostaban ciegamente por Sumar, como la propia Díaz o Alberto Garzón, de cara a las elecciones generales, llegando a afirmar que los puestos eran lo de menos, que las personas no son imprescindibles y que lo importante era el programa e ilusionar.

A su vez, el fuego cruzado interno que se puede leer en los medios de comunicación y en redes sociales no están dejando en un buen lugar a la vicepresidenta. Por ejemplo, hoy el HuffPost publica que según una de las fuentes negociadoras “Yolanda Díaz no escucha a nadie y no está en contacto con la realidad", señalan fuentes negociadoras”. Por otro lado, El Periódico de España, un medio que siempre ha estado pendiente de la interna de este espacio, publica hoy de la mano de Ana Cabanillas que “IU, Más Madrid y Compromís se unieron frente a Yolanda Díaz para forzar un acuerdo conjunto en las europeas”. En esta pieza, Cabanillas afirma que “las formaciones presionaron a Sumar con una propuesta única que relegaba a los de Ada Colau al quinto puesto”, aunque finalmente han obtenido el segundo, y que “el movimiento provocó malestar en los de Díaz, que precipitaron el acuerdo con Compromís para desactivar el frente común”

Estas declaraciones y fuentes que se pueden leer en los medios se suman al malestar dentro del entorno de Sumar por la elección de la cabeza de lista, ya que consideran a Estrella Galán como una candidata poco adecuada por varios motivos. Por un lado es desconocida y viene impuesta a dedo por Díaz sin haber pasado por primarias. Por otro, pertenece a la Fundación Alternativas, entidad muy afín al PSOE, y a su vez viene de una complicada situación como directora de CEAR ya que los altos responsables se han subido el sueldo hasta casi un 30% con carácter retroactivo para 2023, lo cual ha supuesto un gran clima de tensión con el comité de empresa, llegando C.C.O.O. a iniciar concentraciones en contra de esta decisión. Es conocido además que Estrella Galán no era la opción principal que barajaba la vicepresidenta y que ha sido elegida tras el rechazo de Íñigo Errejón y Ada Colau para encabezar la candidatura y después de que se filtrara a medios que Eduardo Rubiño o Elizabeth Duval estaban en la terna para liderar la lista junto a Rodríguez Palop.

Nada de esto sería posible sin suscriptores