Los partidos integrantes de Sumar reivindican sus siglas e implantación territorial tras el fracaso de la marca en Galicia

Tras los malos resultados de Sumar en Galicia, Compromís, los Comunes, la Chunta Aragonesista y Més per Mallorca reivindican sus siglas e implantación territorial de cara a próximas convocatorias autonómicas, aparcando la marca de Yolanda Díaz sólo para el ámbito estatal
La líder de Sumar y vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante una reunión, en el Hotel Ciudad de Vigo, a 9 de febrero de 2024, en Vigo, Pontevedra, Galicia (España). Yolanda Díaz se ha reunido con el exconselleiro de Economía e Facenda en el Gobierno de coalición de PSdeG y BNG, José Ramón Fernández Antonio, para intercambiar propuestas económicas en ámbitos como la financiación autonómica y el reto demográfico. Esta reunión se ha celebrado de cara a las próximas elecciones autonómicas gallegas del 18F.,Image: 845039636, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Pictured: YOLANDA DÍAZ, Credit line: Adrián Irago / Europa Press / ContactoPhoto
Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, con Marta Lois en un acto de campaña, Galicia —

Los malos resultados de Sumar en las elecciones gallegas, han provocado reacciones dentro del espacio político de Yolanda Díaz. Desde la noche electoral del domingo, las formaciones integrantes de Sumar con una mayor implantación territorial en sus respectivas comunidades han reivindicado las siglas de sus partidos y su estructura consolidada de cara a próximas convocatorias electorales autonómicas.

En la rueda de prensa del pasado martes en el Congreso, la portavoz de los Comunes, Aina Vidal, sentenció “somos un partido propio y va a seguir siendo así” ante el planteamiento de presentarse o no con la marca Sumar en las próximas elecciones en Catalunya. Seguidamente, puso en valor la implantación territorial de En Comú Podem poniendo como ejemplo los buenos resultados del BNG en Galicia: “la implantación territorial es fundamental, los resultados del BNG lo demuestran”. Precisamente es una de las carencias que ha tenido el proyecto de Yolanda Díaz de cara a las elecciones gallegas y la portavoz adjunta de Sumar así lo reconoce: “Sumar no ha podido construir un proyecto sólido en Galicia, no ha habido tiempo”.

Así mismo, desde Compromís han puesto en valor su arraigo en el territorio valenciano y recuerdan que su organización no es integrante de Sumar a nivel orgánico. Águeda Micó, diputada de Compromís, ha valorado como prematura la candidatura de Sumar en las elecciones gallegas, pero evita hacer valoraciones más profundas porque remarcan que no forman parte de Sumar y que ellos solo mantienen una relación bilateral que no va más allá del grupo parlamentario. Micó ha puesto en valor la implantación territorial y ha reivindicado “el tirón de las fuerzas regionalistas en los comicios autonómicos” porque llevan años trabajando y consolidando su estructura e implantación. Fuentes de Sumar en el Congreso daban por hecho ayer que, tanto en la Comunidad Valenciana como en Catalunya, iba a ser difícil presentar su marca por encima de la de los comunes y Compromís.

En pleno proceso para conformarse como partido y con su asamblea fundacional en el horizonte, Sumar tiene un reto complejo a nivel territorial para decidir cómo se presenta en las distintas comunidades cuando sus partidos aliados reivindican sus siglas y no muestran ningún predisposición a presentarse bajo esa marca. Es el caso de Compromís, los Comunes, Más Madrid, la Chunta Aragonesista y Més per Mallorca. Todos ellos han aprovechado el contexto electoral gallego y el éxito del BNG para clarificar que los nombres de sus partidos serán los que figuren en las papeletas de las elecciones autonómicas y su implantación territorial, relegando la marca electoral Sumar solo a un ámbito estatal.

Nada de esto sería posible sin suscriptores