No hay medidas cautelares para Rubiales en su vuelta a España

Ante los delitos atribuidos de corrupción en los negocios, administración desleal, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal hacia Luis Rubiales, resulta difícil entender cómo no se ha pedido ninguna medida cautelar
El hermano del actual director jurídico de la Federación Española de Fútbol (RFEF) Pedro González Segura, Ángel González Segura (d), a su salida del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Majadahonda, a 22 de marzo de 2024, en Majadahonda, Madrid (España). Dos de los detenidos por presunta corrupción en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la etapa de Luis Rubiales pasan hoy, 22 de marzo, a disposición judicial y otros cinco quedan en libertad tras ser llevados a dependencias policiales de la Guardia Civil en Madrid. Las detenciones tuvieron lugar el pasado miércoles, 20 de marzo, debido a las presuntas irregularidades en los contratos para jugar la Supercopa de España en Arabia Saudí.
22 MARZO 2024;MADRID;MAJADAHONDA;DISPOSICIÓN JUDICIAL;DETENIDOS;PRESUNTA CORRUPCIÓN;RFEF
Alejandro Martínez Vélez / Europa Press
22/3/2024
Ángel González Segura a su salida del Juzgado — Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

A pesar de que la causa ahora conocida como “Operación Brody” se encuentra aún en un estado embrionario, las acusaciones por parte de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil han trascendido, se le acusa de corrupción en los negocios, administración desleal, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, cargos por los que en otras causas se han solicitado fuertes medidas provisionales por parte de la Fiscalía.

Su retorno desde el extranjero, la naturaleza de los cargos y las cantidades de estos de los cuales presuntamente habría recibido comisiones lo convierten en el investigado prototipo al cual imponer medidas cautelares, ya que estamos hablando de desvíos de millones de euros durante sus años a cargo de la RFEF.

Francisco Javier Martín Alcaide, alias Nene, al que se le investiga por presuntos delitos de tráfico de influencias, corrupción en los negocios y administración desleal, aparecía como administrador de la empresa Dismatec Sport. Dismatec recibía dinero por parte de Gruncosa, una empresa constructora de la cual Ángel González Segura, otro de los investigados, era representante y arquitecto, que a su vez recibía dinero por parte de la RFEF que presidía Rubiales de manera presuntamente irregular con adjudicaciones de hasta 900.000 euros. Esta cadena partiría de la celebración de contratos por grandes sumas que acabarían retornando el dinero a Rubiales a través de estas sociedades.

Alias Nene es también administrador único de Explotaciones Hoteleras Nazaríes, una empresa dedicada a la gestión y promoción hotelera. En sus despachos se encontraron dos cajas fuertes durante los registros, las cuales contenían sobres con billetes de variada denominación dentro de un alijo de aproximadamente 300.000 euros.

En una pieza separada de la causa se está investigando las transferencias realizadas en las cuentas bancarias de Rubiales y Gerard Piqué, la jueza ha ordenado a los bancos que le informen de todos los movimientos y transferencias vinculados. En informes de la UCO se detalla que se habrían realizado transferencias desde sociedades de titularidad de Rubiales a una sociedad dominicana en la que figura como titular Nene, siendo estas transferencias posteriores a su reciente desvinculación con la RFEF con valor de medio millón de euros.

Teniendo en cuenta que el magistrado que instruye no puede adoptar medidas cautelares por sí mismo, a quien competía solicitarlas era a la Fiscalía como parte a la que se le da traslado de las actuaciones, sin embargo, no ha sido así y después de pasar a disposición judicial tras su aterrizaje en Madrid y negarse a declarar ha quedado en libertad en calidad de investigado.

Del informe y las piezas judiciales se revela que, se produjeron comportamientos repetitivos a lo largo de los años, había un modus operandi y una estructura de personas que se valía de distintas artimañas para lograr su cometido, había un perfeccionamiento del método que buscaba la no comisión del delito no evitando cometer aquello penado, sino rodeándolo, pero buscando beneficiarse igualmente de estos esquemas.


Nada de esto sería posible sin suscriptores