Según el Banco Central Europeo, los beneficios de las empresas contribuyeron más a la inflación que los salarios

Las medidas estatales de apoyo a familias y empresas durante la pandemia, financiadas con deuda pública, más el ahorro de las familias han favorecido esta situación
Omar Marques / Zuma Press / ContactoPhoto

Aunque la patronal y la banca afirman que la responsabilidad de la inflación que sufre Europa es fruto de la subida de los salarios, la realidad es que se debe al aumento de los márgenes de beneficios de las empresas. Así lo dice un informe del Banco Central Europeo (BCE) que resalta que los costes laborales han sustituido a los beneficios empresariales como motor de la inflación.

En esta misma línea, el Banco de España publicó otro informe en enero en el que ponía negro sobre blanco que las empresas estaban aprovechando la caída de los costes de la energía y de otras materias primas para elevar sus márgenes de beneficios.

Así, los márgenes brutos de las empresas no energéticas, excluyendo a los bancos, tuvieron beneficios por encima del 11% en los nueve primeros meses de 2023, siendo de más del 13% este aumento de ganancias en el último trimestre del año pasado. O lo que es lo mismo, unos beneficios históricos desde que se empezaran a medir en 2009 los datos de beneficios empresariales.

Los economistas del BCE consideran que este aumento de los beneficios empresariales está estrechamente vinculado al papel que jugó el Estado durante la pandemia, con las medidas de apoyo a familias y empresas financiadas con deuda pública.

Es decir, creció el nivel de ahorro y esta liquidez fue directamente a la demanda cuando se empezaron a relajar los controles pandémicos, lo que supuso el impulso de los beneficios empresariales. El deflactor del PIB, la fórmula que se usa para medir el PIB una vez eliminado el efecto de la inflación, creció en 2023 un 6%, mientras que en el año anterior creció un 4,7%.

El informe del Eurobanco analiza las causas de la inflación en la Zona Euro, aquellos países donde el euro es moneda oficial. Todos los de la UE, salvo Bulgaria, República Checa, Hungría, Polonia, Rumanía y Suecia.

Nada de esto sería posible sin suscriptores