El testaferro uruguayo de Zaplana e Ignacio González, la finca de los limones de Bárcenas y el caso Lezo

Mediante el ejemplo de un caso que ha vuelto al primer plano mediático, desgranamos en este artículo la operativa habitual que utilizan la mayoría de tramas corruptas para blanquear el dinero robado

Quien a fierro mata a fierro muere

Si acudimos al diccionario y consultamos el término “testaferro”, encontraremos la siguiente definición: “Persona que presta su nombre en un contrato, pretensión o negocio que en realidad es de otra persona". En la sesión del juicio contra EDUARDO ZAPLANA por el caso ERIAL, hemos asistido al testimonio de Joaquín Barceló alias 'Pachano', íntimo amigo del citado, quien confesó haber jugado dicho papel, maniobrando con capitales derivados de la corrupción, para ocultar que en realidad pertenecían a EDUARDO ZAPLANA.

En este caso se trataba de un particular, que a causa de su amistad con el acusado (personaje público), se prestaba a darle cobertura, pero el papel de “testaferro profesional” suele ir asociado a un bufete de esos que te lo afinan en lo legal, a fiduciarias o tras los servicios que ofrecen los viveros de sociedades instrumentales, dormidas o fantasmas, como quieran llamarlas.

El caso más conocido de este tipo de testaferros, por el volumen de negocio, la impunidad de la que gozo durante décadas y por el terremoto que provocó la filtración de parte de sus documentos, investigada por el Consorcio Internacional de Periodistas, es el del despacho de abogados panameño Mossack-Fonseca.

Y precisamente tomaré Mossack-Fonseca y su vinculación con FERNANDO BELHOT FIERRO, el testaferro uruguayo de EDUARDO ZAPLANA e IGNACIO GONZÁLEZ, como punto de partida para tratar de explicarles cómo funcionan estas tramas corruptas y el papel que juegan los testaferros profesionales.

BELHOT-GONZÁLEZ LERENA ASESORES LEGALES Y FINANCIEROS

El despacho uruguayo BGL Asociados, cobija las actividades de Fernando Belhot Fierro y de su socio Juan Carlos González Lerena, que registraron su firma en nuestro país en 2015.

BGL Asociados, es una de las firmas uruguayas, cuyas actividades delictivas quedaron al descubierto tras la filtración de los documentos del despacho panameño Mossack-Fonseca.

BLG, especializada “…en los temas de montar estructuras financieras", como el mismo Ignacio González comentaba con Eduardo Zaplana en una de las conversaciones grabadas durante las investigaciones del caso LEZO, extiende sus tentáculos desde Uruguay a diversos paraísos fiscales.

Uno de los soportes operativos, y la principal conexión con Mossack-Fonseca, era la filial panameña del despacho uruguayo, BLG SA. Desde esta base operativa se fue estructurando una red de sociedades instrumentales repartidas por Panamá, las Islas Vírgenes Británicas y el territorio de Anguilla o el estado de Nevada (EEUU).

Este tipo de estructuras están destinadas a blanquear el dinero de las redes criminales, por una parte, tratando de ocultar, tras sociedades pantalla instaladas en paraísos fiscales o territorios con laxos controles tributarios, el trasiego de capitales fruto del delito, y por otra habilitar los canales para, una vez blanqueados, re introducirlos en el circuito legal.

Estas redes societarias también albergan los recursos que mantienen engrasada la maquinaria, encargándose de pagar los sobornos… y ese papel jugó el testaferro de Zaplana y González en la trama ODEBRECHT junto a otro de sus socios MARCELO CHAKIYIAN, implicados en la creación de empresas offshore utilizadas para lavar las coimas entregadas a políticos de varios países latinoamericanos.

Pero esa es otra historia, que si tengo oportunidad, ya les contaré.

Zaplana-González-BELHOT FIERRO

En la conversación, intervenida por la UCO, que antes les citaba entre Ignacio González y Eduardo Zaplana, el primero con respecto a Fernando Belhot Fierro le comentaba al segundo…

Ignacio GONZÁLEZ menciona al respecto países como Uruguay, Holanda y  Estados Unidos y añade lo siguiente: "( ...) pero yo le he dicho, oye, tu que montas estructuras financieras, que tienes gente y tal, oye, no podemos montarnos alguna historia para canalizar algún tipo de operación a medio, largo plazo o invirtiendo capital... tal. Joer, eh... a ver, poco a poco, cómo... cómo esto, ¿no? (...)".

Llamada del 10-10-2016 a las 20:03:22 horas interceptada en el n° de abonado 65……..37.

González y Zaplana, estaban preparando el terreno en España con la colaboración de Fernando Belhot Fierro, para repatriar parte del botín acumulado tras años de saqueo.

Entre finales de 2016 y mediados de 2017, la UCO intervino varias conversaciones del clan de Ignacio González, de Eduardo Zaplana y de otros investigados en el marco de la operación LEZO, en las que quedaron reflejadas las maniobras de la trama, junto a Fernando Belhot Fierro, para estructurar una red societaria que permitiese a ZAPLANA y GONZÁLEZ reinvertir en España parte del botín sin que fuese detectado o pudiese adjudicárseles su propiedad.

En un primer momento barajaron la posibilidad de adquirir una sociedad pre constituida, como las que estamos habituales a detectar en las tramas en las que hemos profundizado.

El 19 de octubre de 2016 a las 14:44:36 Pablo GONZÁLEZ felicita a su hermano Ignacio, tras lo cual le informa de las gestiones que estaría haciendo este para hacerse con algún tipo de sociedad pre constituida al parecer proporcionada por un despacho que él "no controla" y que no le "merecen mucha confianza", a lo que Ignacio GONZÁLEZ responde súbitamente "no, no".

Llamada del 19-10-2016 a las 14:44:36 interceptada en el n° de abonado 609…………40.

GONZÁLEZ, por experiencia, sabía que ese tipo de mercantiles podría acarrearle problemas, necesitaba una estructura más sofisticada que le permitiese permanecer seguro y en la sombra.

En un momento de la conversación Eduardo ZAPLANA explica a Ignacio GONZÁLEZ que si el documento de 'adquisición de las participaciones lo realiza ante notario, este (el notario) tiene la obligación de elevarlo a público y, por tanto, Hacienda tendrá conocimiento de que tras esa sociedad se encuentra Ignacio GONZÁLEZ. Ante esta situación, Ignacio GONZÁLEZ declina la opción de realizarlo ante notario, indicando que sería con un pacto privado. 

En definitiva se observa un ánimo de realizar la inversión con opacidad, utilizando sociedades pantalla, testaferros y posiblemente facturación instrumental para canalizar los beneficios del negocio, por lo que no parece lógico que se diseñe tal estructura para canalizar una inversión si los fondos que se pretenden emplear son ilícitos y están regulados dentro del patrimonio declarado del ex Presidente de la CAM.

En el mismo sentido y denotando la opacidad con la que Pablo GONZÁLEZ quiere que su hermano lleve a cabo la operación societaria, le propone que interponga como administrador de la sociedad en la que pretende participar a una persona que le proporcione el notario amigo de Ignacio GONZÁLEZ. 

Finalmente, Ignacio GONZÁLEZ puntualiza que Eduardo ZAPLANA va a participar en la operación y que van "al 50%".

Tras varias conversaciones cruzadas entre ZAPLANA e IGNACIO GONZÁLEZ y de este último con Fernando Belhot Fierro, acuerdan utilizar una sociedad instrumental tutelada por el uruguayo como herramienta para conseguir sus fines.

El 11-11-2016 Ignacio GONZÁLEZ, Eduardo ZAPLANA y Fernando BELHOT se reunieron en el despacho del primero en la Cl. Alcalá no 89 de Madrid.

En el trascurso de la misma, Fernando BELHOT comenta a sus interlocutores que esa misma semana había ido al notario, habiéndose puesto como Administrador y habiendo cambiado el objeto social de la mercantil SOUTH CAPITAL PARTICIPACIONES.

SOUTH CAPITAL PARTICIPACIONES era una “instrumental espejo” de la uruguaya SOUTH CAPITAL PARTNERS, con sucursales en Uruguay, Chile, España, Holanda y Estados Unidos, constituida en 2013 como REILMAR SA y reactivada en 2015, como puede comprobarse en los registros oficiales uruguayos.

SOUTH CAPITAL PARTICIPACIONES iba a convertirse en la herramienta para canalizar las inversiones fraudulentas de los implicados.

En 2017, SOUTH CAPITAL PARTICIPACIONES SL, la sociedad instrumental en la que participan ZAPLANA, GONZÁLEZ y Fernando BELHOT toma posiciones en SHIEER IBERICA BIOTEC SL, una compañía de productos químicos y la pretendida fachada legal del contubernio.

SOUTH CAPITAL PARTICIPACIONES SL fue gestada con la colaboración de Gonzalo Egas Bobo Mayor de IBERTAX SERVICIOS INTEGRALES SL.

Gonzalo Egas Bobo Mayor e IBERTAX SERVICIOS INTEGRALES SL, aparecieron involucrados en la trama argentina del caso Bárcenas, que implicaba al extesorero Angel Sanchís y la famosa finca de los limones, con Juan Carlos Romero, ex gobernador de Salta (región argentina donde se encuentra el terreno de 30.000 hectáreas) y gran benefactor de Los Sanchís.

Rodrigo Cátulo Marcuzzi, sobrino del exgobernador, se incorporaba el 28 de mayo de 2007 a la Compañía Agroindustrial Iberoamericana S.A., constituida en Madrid al amparo de Gonzalo Egas Bobo Mayor e IBERTAX SERVICIOS INTEGRALES SL.

A través de esta sociedad circularon desde España hasta Argentina siete millones de dólares, destinados, supuestamente, a financiar el desarrollo de otra finca, la Estancia El Carmen S.A., presidida por Juan Esteban Romero, hijo de ex gobernador Juan Carlos Romero.

Bobo Mayor también está vinculado al testaferro andorrano del caso LEZO, Ignasi Maestre Casanovas, al que ya teníamos fichado por su relación con Beatriz Garcia Paesa y Cesar Elizaga (miembro del Club de las Regatas del Emérito), entre otros casos.

Esta intervención de BOBO MAYOR en la operación obedece a otra de las estrategias de distracción favoritas de las tramas, involucrar en las tareas de ocultación a varios viveros, despachos fiduciarios y fideicomisos, pudiendo prolongar las pantallas hasta grados de complejidad sorprendentes.

ZAPLANA y GONZÁLEZ querían gozar de la impunidad que las maniobras de BELHOT, experimentado testaferro, podía proporcionarles, estaba claro, y para rizar el rizo, en un momento de las conversaciones entre ambos y ante una duda de primero sobre como blanquear los beneficios de la inversión, es decir engañar otra vez al fisco y evitar pagar impuestos por los réditos del dinero previamente blanqueado, GONZÁLEZ esboza el “modus operandi” a desplegar.

Ignacio GONZÁLEZ explica que su intención es canalizar los beneficios facturando a la sociedad —se estaría refiriendo a la sociedad pantalla— por supuestos “servicios”. Literalmente el ex Presidente explica: "(...) tú facturas a esa sociedad (...) Entonces el tema es que tú te retribu... o sea tú lo que haces es facturar a esa sociedad por los servicios que le hayas prestado y es profesional que te paga más o un autónomo que te paga lo que sea y tú solo pagas tu renta (...)".

¿Les suena? Si, el mismo que utilizaban Alberto González Amador, la pareja de Ayuso, y sus cómplices… empresas pantalla y facturas falsas.

Seguiremos informando.

Nada de esto sería posible sin suscriptores