Jonathan Martínez: “El grupo PRISA ha corrido al auxilio del PSOE”

El periodista analiza en El Tablero la introducción de ETA en el debate electoral como una estrategia en clave nacional que se puede volver en contra

La campaña electoral en Euskadi ha dado un giro justo en la recta final con la introducción de ETA como elemento central. Sobre esto ha hablado hoy el periodista y analista político Jonathan Martínez en El Tablero.

Martínez apuntaba que la campaña vasca se caracteriza por haber sido “bastante anodina”, donde la mayoría de los temas han sido los que más preocupan a la ciudadanía vasca según los sondeos y las prospecciones sociológicas, citando como ejemplos el estado de la sanidad, la vivienda o la economía. Temas del día a día, que el periodista calificaba de “banales e importantes al mismo tiempo” nombrando listas de espera en los ambulatorios, cierres de pediatrías, derechos laborales en entredicho o huelgas de trabajadores perseguidas.

Sin embargo, estos temas han quedado en un segundo plano estos días, pero tal y como apunta Jonathan Martínez no tanto en el debate público vasco como en el nacional. Este nuevo marco asegura que ha sido “forzado a través de un grupo de prensa muy concreto, el Grupo Prisa, que corre en auxilio del Partido Socialista de Euskadi (PSE)”.

Sobre el partido liderado por Eneko Andueza, señala como han intentado en otras ocasiones introducir el tema de ETA en campaña, recordando la relación que se intentó establecer entre EH Bildu y el asesinato de Enrique Casas, llevado a cabo por los Comandos Autónomos Anticapitalistas, pero “no cuajaba en el debate público, y de pronto aparece en los medios de comunicación españoles de forma muy conveniente”. Martínez achaca el meter de por medio a ETA “por una necesidad del PSE, cuando el pasado domingo las encuestas empieza a dar a EH Bildu ganador no solo en votos y en escaños, sino también que se pone en entredicho la mayoría que ostentan el PNV y el PSE”.

“Esto ha hecho que algunos medios madrileños hayan acudido al auxilio del PSOE, que tiene que justificar que vaya a mantener esa alianza con el PNV, aun dejando visibles en campaña sus discrepancias de sanidad y vivienda”. Unas discrepancias que el periodista asegura que “van a quedar en nada después de las elecciones”.

Respecto al papel de Prisa y los medios de comunicación, Martínez sentencia que un candidato “responda lo que responda a las preguntas, que son como un tercer grado, la maquinaria mediática va a seguir tirando del hilo, porque ninguna declaración es suficiente”, ya que “aquellos que quieran seguir sacando jugo de ETA y sus víctimas van a seguir hablando de esto”.

Sobre esto, Martínez ha reflexionado que cuando hay una necesidad de “forzar titulares de lo que tiene que desdecirse” no es problema de los candidatos, sino del periodismo, “que se ha convertido en un espectáculo más que en una fuente de información”.

Sin embargo, esta estrategia, que puede que afecte a la sociedad española, no sería eficaz en la sociedad vasca, que hace tiempo que considera la violencia como un problema de segundo grado y menos del 1% lo considera un problema importante. “Con esto cabría pensar que este tema no va a tener incidencia en la campaña vasca”, señalaba Martínez.

De hecho, podría tener justo el efecto contrario. El periodista explica que en otras ocasiones que se han producido “tormentas mediáticas contra las formaciones vascas utilizando de oportunista de ETA y sus víctimas, el electorado vasco se vuelca de una forma reactiva”.

Respecto a esto, esta estrategia en clave nacional puede haber despertado al votante abstencionista y aquel que duda: “esto no es algo que corre a favor de los círculos madrileños porque este tipo de votante es un votante crítico, pensando en cómo intervenir en las elecciones basándose en lo que ha visto en campaña”.

Como recordaba el periodista, este voto crítico ya se ha dado en otras veces como por ejemplo en 2001 con Juan José Ibarretxe: “lo acusaban de estar mano a mano con el terrorismo para conseguir sus objetivos soberanistas y las elecciones se decantaron por él porque ese voto abstencionista entendió la campaña como una agresión al pueblo vasco”.

Pero incluso esto también se extrapola en beneficio del PSOE en las elecciones generales, con el lema utilizado por la derecha y ultraderecha 'que te vote Txapote', “que pudo funcionar en Madrid, le dio al PSE y PSN la primera fuerza en ambos casos”. Por ello, esta campaña si despierta ese voto dormido, Martínez cree que no funcionará “como algunos desean, por ejemplo Ana Pastor o Ferreras”.

Bajo este nuevo contexto, sobre la posibilidad de un gobierno de izquierdas en Euskadi, Jonathan Martínez vaticina que aunque los votos lo permitieran, no existiría la posibilidad de conformar un gobierno como el que se conformó de coalición en España.

Sin embargo, apunta a los acuerdos de gobierno y gobernabilidad entre partidos como PSOE, PNV, EH Bildu o Podemos. Gobiernos de concentración cuyo objetivo es dejar a la derecha y a la extrema derecha fuera de las instituciones. Además, añade que en Euskadi en los últimos años se han visto antagonismos en algunos temas, pero también puntos de encuentro, por lo que asegura que “lo más interesante y positivo para la sociedad vasca es que las alianzas estén abiertas”.

Puedes ver el episodio completo de El Tablero por Canal Red aquí:

Nada de esto sería posible sin suscriptores