Raquel Martí: “No nos vamos a mover de Rafah”

La directora del Comité Español de la UNRWA ha advertido que una ofensiva de Israel sobre Rafah puede ser una “catástrofe mayor” de lo visto hasta ahora

“Esto puede ser una catástrofe mayor a la que hemos podido ver hasta ahora”.  Esto ha dicho en El Tablero Raquel Martí, directora del comité de la UNRWA en España, tras conocerse que Israel ha anunciado una ofensiva sobre Rafah, obligando al desplazamiento de los refugiados que se encuentran en la zona.

En Rafah se encuentran refugiados “la mayor parte de la población de Gaza, 1.4 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas” indica Martí, quien asegura que la orden de Israel es un “desplazamiento forzoso” de los palestinos a otras zonas “donde no hay refugios ni posibilidad de instalarse”.

También ha querido señalar que, más allá de las muertes, cuyo número ya asciende a más de 33.000 palestinos desde el pasado 7 de octubre, la ofensiva de Israel traería daños a infraestructuras básicas como hospitales.

“En Rafah se encuentra el único hospital de salud materno-infantil que queda en toda la Franja de Gaza, por lo que se está poniendo en riesgo la vida de miles de mujeres embarazadas que no tienen otras posibilidades porque los otros departamentos materno-infantiles han sido destruidos”, explicaba Martí.

A la situación de los hospitales, se suma el riesgo de que no llegue la ayuda humanitaria a los refugiados palestinos. “Hasta ahora, la ayuda humanitaria estaba entrando por dos cruces que se sitúan en el sur de la Franja de Gaza (…) Pero con esta ofensiva, estos cruces quedarían inhabilitados”, a lo que Raquel Martí añade que “Israel va a tener que abrir otros, si es que los abre”.

“Este desplazamiento forzoso lo único que va a traer es más sufrimiento a la población, que está totalmente exhausta”, ha advertido la directora del comité español de la UNRWA. La situación es tan extrema que Martí asegura que ya no se puede hablar de “estrés post-traumático”, sino de una “situación crónica de estrés para la población”.

Ante esto, el papel de la UNRWA ha sido clave para la asistencia de los millones de refugiados palestinos. Pese a ello, la UNRWA perdió financiación por parte de diferentes países tras la acusación de Israel de la presunta implicación en el ataque de Hamás del 7 de octubre de 12 de los 30.000 empleados de la organización. Una acusación que vino poco después del fallo provisional de la Corte Internacional de Justicia en el que instaba a Israel a “tomar medidas” para impedir el genocidio en Gaza.

Sin embargo, actualmente son numerosos los países han restablecido la ayuda, aunque con excepciones: “La mayor parte de los países han restituido la financiación a UNRWA, pero no lo han hecho ni Estados Unidos, ni Inglaterra, ni Italia”.

Respecto a Estados Unidos, Martí señala que incluso ha aprobado una ley que prohíbe financiar a la UNRWA hasta marzo de 2025. “Si tenemos en cuenta que EEUU era nuestro mayor financiador, con más de 400 millones, esto supone la pérdida de un tercio del presupuesto de UNRWA”, apunta la directora.

Pero por otro lado, hay otros países que han aumentado su financiación, entre ellos Martí nombra España, Portugal e Irlanda, además de la ciudadanía y el sector privado.

Sobre el papel de UNRWA en Rafah, Martí ha sido contundente: “La UNRWA no se va a mover de Rafah”. Aunque esta posición será “en la medida de sus posibilidades”.

Y es que tal y como explica, la organización ya sufrió un ataque en el norte de Gaza, justo cuando Israel comenzó a forzar a la población a desplazarse del norte a la zona media y se atacó a la sede de central de UNRWA. Además de este ataque, el gobierno de Netanyahu llamó a la organización para “advertir que no podía garantizar su seguridad” y que recomendaba que la UNRWA “se desplazara hacia el sur”.

Pero Martí ha insistido: “Vamos a seguir dispensando ayuda humanitaria a la población que permanezca en Rafah, pero también de cualquier otra zona de Gaza” aunque “teniendo en cuenta si Israel nos va a permitir el desplazamiento, puesto que hasta la actualidad nos prohíbe ir al norte de Gaza y la mayor parte de convoyes humanitarios que piden autorización para acceder a esa zona son denegados”.

No es la única prohibición de Israel. También se ha denegado la entrada por segunda vez al Comisionado General de la UNRWA, el cual Martí asegura que es “esencial que en estos momentos pueda reunirse con sus equipos, sobre todo los que están en primera línea asistiendo a la población desplazada”.

La directora española denuncia que en general la UNRWA está siendo “constantemente atacada”, y solo en las dos últimas semanas “ha habido diez incidentes con Naciones Unidas, principalmente con UNRWA”. A esto se le suma “detenciones de personal y destrucción de infraestructuras”, pero pese a ello Martí asegura que “la UNRWA sigue con su compromiso de seguir asistiendo a la población”.

Puedes ver el episodio completo de El Tablero por Canal Red aquí:

Nada de esto sería posible sin suscriptores