Sin acuerdo para el cese al fuego en Gaza

La gente queda a la espera, a un día del Eid al Fitr
Convoy, fotografía: Alex Zapico

Este tarde, a pocas horas del comienzo del Eid al-Fitr y tras dos días de negociaciones en El Cairo, fuentes de Hamás comunicaban que la última propuesta para el alto al fuego de Israel no cumple con sus exigencias pero que la están estudiando aunque la posición de los sionistas haya sido “intransigente”.

La propuesta por parte de Israel supone exclusivamente la liberación de 700 presos palestinos a cambio de la liberación de los rehenes israelíes en mano de Hamás. El acuerdo no incluye ni el retorno de los palestinos desplazados a sus hogares y tampoco la retirada completa de las fuerzas israelíes de Gaza.

Los ataques israelíes han matado al menos a 33.360 palestinos y 75.993 han resultado heridos desde el 7 de octubre, según el Ministerio de Sanidad de la Franja pero no parece suficiente para que Netanyahu reconsidere su estrategia.

En las ultimas horas, no obstante el gran esfuerzo propagandista propugnado por Estados Unidos y segundado por los aliados y los medios occidentales para persuadir de la veracidad de sus interés para alcanzar un acuerdo no ha surgido efecto, en estos momentos no hay acuerdo para el cese al fuego y el gobierno sionista tampoco ha echado el freno.

Al contrario, Israel a primera hora de la tarde ha seguido atacando el norte de la Franja y el sur de Líbano mientras Netanyahu prometía invadir Rafah y mandaba un recado a Biden: “no hay fuerza en el mundo que pueda detenernos”.

Bombardeo, fotografía: Alex Zapico

La comunidad internacional sigue atenta a los avances de la negociación, en paralelo a las noticias provenientes desde el sur de Líbano y desde Irán. Más allá de la diplomacia, pasan los días y las personas con la que tenemos ocasión de hablar, en las calles o en los despachos, se pregunta si pasado mañana Irán tomará la iniciativa o si Israel provocará una escalada definitiva. Sea cual sea el desenlace, Líbano es tierra de en medio.

Hace unos minutos, hemos presenciado un ataque aéreo israelí contra un edificio en Kafr Kila, localidad cerca del muro de separación con los territorios ocupados duramente golpeada en estas ultimas semanas. Poco antes se escuchaban ráfagas de proyectiles de artillería provenientes desde el frente de Hezbolá.

Marjayoun, fotograma de vídeo realizado por un vecino de la localidad

Esta mañana, hemos podido visitar algunos vecinos de la localidad de Marjayoun. Nos han relatado sus vivencias del pasado sábado cuando un avión de combate F35 israelí bombardeó un edificio en las cercanías de sus viviendas y negocios. Tarek, el propietario de unas de estas tiendas nos ha comentado que ni tan siquiera en la guerra del 2006 cuando el pueblo había sido devastado había odio una deflagración tan fuerte. La onda de expansión ha roto los cristales de su local, “iban a preparar la comida para el fin del ayuno, suerte que no había más gente en ese momento”. Poco antes, en la farmacia del pueblo, otro de los vecinos nos dejaba claro que en su opinión Israel “no buscaba matar a mucha gente si no mandar un mensaje a la gente y a algunos políticos” del Líbano.

Nada de esto sería posible sin suscriptores