Ana Pastor hace una entrevista “dura” a Rubiales pero blanquea a Eduardo Inda

Inda, bajo el cobijo de Ferreras, al igual que Rambo en Vietnam, ha hecho y desecho lo que le ha dado la gana en La Sexta
Ana Pastor en una entrevista en La Resistencia — YouTube

Acompáñenme en esta historia de vergüenza y mucha, mucha hipocresía.

Ana Pastor que, últimamente, no destaca especialmente por la audiencia que consiguen sus programas, entrevistó hace un par de días al agresor sexual Luis Rubiales. Tras el ultraderechista Alvise y el periodista machista Piers Morgan, Rubiales eligió a Ana Pastor para dicha entrevista. Algo que La Sexta promocionó de una forma sensacionalista a bombo y platillo.

Hasta aquí, en principio, no habría ningún problema, exceptuando el debate sobre si es correcto o no dar altavoz a un agresor sexual y entrevistar [aunque se desmientan las mentiras de Rubiales y la entrevista sea “dura”, tal y como afirmo la directora de El Plural, Angelica Rubio, en Al Rojo Vivo] a Rubiales. Pero en eso no vamos a entrar, que cada cual juzgue si ha sido positivo o no para la sociedad, para el movimiento feminista y para la propia víctima que Rubiales haya difundido sus consigas machistas y negacionistas sobre la agresión sexual.

Lo que llama mucho la atención de todo esto tiene que ver con otra cosa. Tiene que ver con el silencio y la complicidad de Ana Pastor ante otras constantes actitudes machistas de tipos como Eduardo Inda, “hermano” de Ferreras y habitual colaborador de La Sexta hasta hace poco tiempo. Aunque Eduardo Inda no es el único blanqueado por el silencio y la complicidad de Ana Pastor, a través de este ejemplo podemos explicar en cierta medida el modus operandi de la periodista de La Sexta. Vayamos a ello.

Inda, bajo el cobijo de Ferreras, al igual que Rambo en Vietnam, ha hecho y desecho lo que le ha dado la gana en La Sexta. Desde verter todo tipo de bulos sobre una falsa financiación de Podemos en Venezuela hasta llamar en reiteradas ocasiones “fascista” en La Sexta Noche [con la permisividad habitual del presentador Iñaki López] a Celia del Barrio, miembro de Libres y Combativas y del Sindicato de Estudiantes. Y todo ello porque le había recriminado al mal llamado periodista su actitud de desprecio al reírse mientras hablaba.

Como respuesta a esta agresión machista de Inda, se inició en Change.org una petición para que la dirección de la Sexta Noche impidiera que “este tipo de comportamientos se reproduzca en sus platós”, solicitando que se expulsara del programa a Eduardo Inda por esta “agresión machista intolerable” y pidiendo “una disculpa pública e inmediata” a Celia. Dicha petición superó las 20.500 firmas.

A raíz de la enorme repercusión de esta agresión machista y de los constantes bulos vertidos por el director de OK Diario, Ana Pastor hizo un programa especial en El Objetivo donde denunció las actitudes machistas de Eduardo Inda y, por su parte, el director de la cadena, Antonio García Ferreras, rompió todo tipo de colaboraciones con su “hermano”. Dejándole muy claro en un directo de Al Rojo Vivo que “una cadena progresista no iba a permitir que se produjera ninguna agresión machista más”.

Tras la expulsión de Inda de La Sexta, medios como Antena 3, Telecinco e incluso Federico Jiménez Losantos en esRadio rompieron todas las colaboraciones con el periodista. Finalmente, La Sexta, Antena 3 y Telecinco [esRadio se abstuvo] hicieron un comunicado conjunto en el que explicaban que “un medio de comunicación no debe servir para ser correa de transmisión de bulos y de actitudes machistas”. Finalmente, Eduardo Inda, al igual que Torrente, fue repudiado y expulsado del cuerpo [de periodistas] y en la actualidad dirige un medio de comunicación marginal sin mucha influencia llamado Ok Diario.

¡Que nadie se asuste! Evidentemente estaba ironizando en los dos párrafos anteriores, ya que, aunque quizás debería haber ocurrido algo parecido para dignificar a la profesión, más bien ocurrió lo contrario. Ni Ana Pastor condenó el machismo de Inda ni el director de la cadena, Ferreras, apartó a Eduardo Inda de La Sexta. Y, como todos ya sabemos, el director de Ok Diario continuó vertiendo su basura a la audiencia con total impunidad y su medio se ha convertido en el que más presencia tiene en todas las tertulias.

No fue hasta después de estallar el Ferrerasgate cuando La Sexta rompió aparentemente las relaciones con el pseudoperiodista, Eduardo Inda. Y digo “aparentemente” porque es evidente que fue una mera cortina de humo para que Ferreras y La Sexta pudieran salir del paso. Algo que se puso de manifiesto cuando tres meses después de hacerse público ese escándalo de corrupción periodística, volvió a aparecer Inda en Al Rojo Vivo. Y, como era de esperar, tampoco en aquel momento Ana Pastor cargo contra los cloaqueros Ferreras y Eduardo Inda.

Otro hecho bastante llamativo para entender cómo actúa Ana Pastor tiene que ver con que su empresa, Newtral, creada para verificar bulos, ha desmentido a Ok Diario un total de… (¡Chan, chan, chan!): cero bulos. Y no será porque no haya podido encontrar, ya que ese panfleto de extrema derecha no deja de difundir noticias falsas de todo tipo. En un estudio de Greenpeace el digital de extrema derecha, Ok Diario, aparece como uno de los que más bulos propaga, junto a Mediterráneo Digital y Libertad Digital. Pero esto tan poco parece importarle a Ana Pastor. Ni tampoco parece interesarle el blanqueamiento de las agresiones sexuales y las constantes mentiras sobre el feminismo que propaga Eduardo Inda en los medios y en su panfleto de forma reiterada.

Hay que tener en cuenta que Ana Pastor no es una “simple” periodista sin poder de decisión. Estamos hablando de la fundadora de Newtral, un medio cuya finalidad es desmentir bulos, y de la presentadora y directora de El objetivo, programa televisivo centrado en desmentir fake news. Y depende de ella en última instancia decidir qué bulos se desmienten y cuáles no. E insistimos, desde el 2018, año en que se creó Newtral, sigue sin haber desmentido ni un solo bulo de Eduardo Inda y de su panfleto Ok Diario. Y tampoco desde 2013, año en que se estrenó El Objetivo, ha desmentido en su programa un solo bulo de Inda. No sé, Rick, huele bastante raro…

Ana Pastor, también podría haber aprovechado para denunciar que, en su cadena, se estaba contratando a un tipo al que la Justicia le dictó el embargo del salario, sueldos y otros ingresos de La Sexta por incumplir sus obligaciones económicas con sus hijos. Un hecho tipificado como violencia machista según la ley de igualdad autonómica de Baleares en aquel entonces. Sin embargo, prefirió seguir guardando silencio ante otro nuevo acto machista de Inda.

“Pastor y Ferreras no solo acuden a los palcos vips y son inseparables de Florentino Pérez, sino que los dos han realizado películas documentales sobre el Real Madrid apoyados por el club madridista”, contaba el periodista Fonsi Loaiza en ‘El poder del palco’. Y, quizás, ahí estén parte de las claves para entender el modus operandi de Ana Pastor. Un feminismo de quita y pon que sirve para hacer una entrevista “dura” a Rubiales, pero que se ausenta cuando hay que señalar las corruptelas y el machismo de gente que pertenece a su burbuja de poder económico, entre quienes se encuentran tipos como Florentino Pérez, el padrino de Ferreras (“mi hombre es el ferri” afirmó Florentino de él), y el propio Eduardo Inda.

El modus operandi de Ana Pastor es el siguiente: feminismo con Rubiales [ahora que está tocado y hundido por el movimiento feminista] sí, ¡a tope!, pero con Eduardo Inda… “ya tal”, que diría Rajoy. Como cantaban Lendakaris Muertos, el periodismo de Ana Pastor se podría resumir del siguiente modo: “Ni sí, ni no, ni todo lo contrario.” Y, por eso, si lee este artículo y se anima, le dejamos por aquí el tema del grupo de punk navarro. Quizás le sirva para aclararse las ideas y quién sabe si algún día incluso desmiente algún bulo de Ok Diario.

Nada de esto sería posible sin suscriptores