Lágrimas por Juan Carlos I en 'El País'

“El frío que notaba” el anterior jefe del Estado en su fugaz visita a España ha sido el de quien “se siente injustamente apartado sin razón que lo justifique”, se queja Carlos Espinosa de los Monteros en el diario dirigido por Pepa Bueno
El Rey emérito, Juan Carlos I, a su llegada al Aeropuerto Internacional de Vigo-Peinador para marcharse de España tras su semana en Sanxenxo, a 02 de octubre de 2023, en Vigo, Pontevedra, Galicia (España).
REY JUAN CARLOS;AEROPUERTO;SANXENXO;REGATAS;02 OCTUBRE 2023
Europa Press / Europa Press
(Foto de ARCHIVO)
02/10/2023
Europa Press

El artículo más lacrimógeno sobre Juan Carlos I con motivo de su fugaz visita a España para asistir al 18º cumpleaños de su nieta Leonor de Borbón lo ha publicado 'El País', la vieja biblia de aquellos progres autodenominados 'republicanos juancarlistas' hasta que el estallido de los escándalos del anterior jefe del Estado les borró las dos cosas de golpe.

Entre panegíricos a Felipe VI y su primogénita —como 'El Mundo', 'La Vanguardia', 'ABC' y el resto de los diarios impresos al servicio de la II Restauración borbónica y el régimen del 78—, el diario del Grupo PRISA ha encontrado un hueco para publicar este jueves un artículo de Opinión titulado 'Dolor ante una incomprensible injusticia' y dedicado a llorar por la “exclusión” del anterior jefe del Estado de los actos oficiales de la jura de la Constitución de 1978 por parte de la heredera al trono con motivo de su mayoría de edad.

“Miraba por la ventanilla del avión. Llovía todo el tiempo. Paisaje nublado casi desde el principio sobre ese Mediterráneo que tantas veces había recorrido en uno y otro sentido” es uno de los pasajes de la pieza, cuyo autor, Carlos Espinosa de los Monteros, se queja de que el “dolor” de Juan Carlos I por lo fugaz de su visita —no se le permitió asistir a ninguno de los dos actos oficiales (ni al del Congreso ni al del Palacio Real) ni pernoctar en Zarzuela, por lo que decidió volverse a Abu Dabi el mismo día— es “de esos que calan los huesos” y “le atravesaba en el alma”.

Carlos Espinosa de los Monteros lo ha sido casi todo en el régimen del 78, tanto en la política como en los negocios

Marqués de Valtierra y padre de Iván Espinosa de los Monteros —ex portavoz de Vox en el Congreso que este verano dejaba las tareas de dirección del partido ultraderechista para volcarse en sus negocios—, Carlos Espinosa de los Monteros lo ha sido casi todo en el régimen del 78, tanto en la política como en los negocios. En la política, vicepresidente del Instituto Nacional de Industria con el Gobierno de Suárez (UCD), presidente de Iberia y Aviaco con el de González (PSOE) y alto comisionado del Gobierno para la Marca España —con rango de secretario de Estado— con el de Rajoy (PP); en los negocios, presidente de Mercedes-Benz España, de González Byass, de Daimler Chrysler y de Fraternidad-Muprespa, así como directivo de Inditex. Y a medio camino entre la política y los negocios, presidente del Círculo de Empresarios.

Según Carlos Espinosa de los Monteros en el diario puesto en marcha en 1976 por Juan Luis Cebrián, Manuel Fraga, Jesús de Polanco y José Ortega Spottorno y dirigido actualmente por Pepa Bueno, “el frío que notaba” Juan Carlos I en su fugaz visita a España ha sido no sólo el de quien “se siente solo” sino también el de quien “se siente injustamente apartado sin razón que lo justifique”. Sí, han leído bien.

“Le iba a tocar ese día, una vez más, sacrificarse por la continuidad de la monarquía parlamentaria en España”, apunta en otro pasaje de su artículo de Opinión el ex alto comisionado del Gobierno para la Marca de España, quien “mantiene una estrecha amistad” con Juan Carlos I, según reconoce este jueves el propio diario de PRISA. Carlos Espinosa de los Monteros también es promotor de Concordia Real Española, asociación dedicada básicamente a defender a la monarquía borbónica restaurada por Franco a su muerte. Por cierto, resulta poético que al abuelo paterno de Leonor de Borbón no se le permitiera estar ni en el Congreso ni en el Palacio Real pero sí en la celebración familiar del Palacio de El Pardo, donde tantos momentos compartió con el general golpista que restauró en su persona la monarquía borbónica.

Nada de esto sería posible sin suscriptores