Libertad Digital intenta usar la vivienda ministerial de Yolanda Díaz para criticarla

El medio de ultraderecha admite que la ministra tiene derecho a vivir ahí pero no obstante critica la vivienda de 443 metros cuadrados
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a su llegada a la alfombra roja previa a la gala de la XI edición de los Premios Feroz, en el Palacio de Vistalegre, a 26 de enero de 2024, en Madrid (España). La Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) entrega cada año, desde 2014, los premios Feroz, que reconocen el mérito y la calidad de la producción audiovisual española. Este año los Premios Feroz 2024 vuelven a celebrarse en Madrid después de dos años teniendo su cita habitual en Zaragoza.
26 ENERO 2024;ACTRICES;ACTORES;POSADO;CINE;PELÍCULA;PELIS;PREMIOS;FEROZ;AUDIOVISUAL;
Gabriel Luengas / Europa Press
26/1/2024
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, Premios Feroz, enero 2023 — Gabriel Luengas / Europa Press

Libertad Digital, el medio de Federico Jiménez Losantos, ha dedicado toda una sección a criticar a la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, por vivir en un inmueble “de 443 metros cuadrados”. Hay que recordar que los ministros tienen derecho como miembros del Gobierno a vivir en un inmueble de este tipo. La crítica la ha hecho concretamente el presentador Carlos Cuesta, una de las caras más reconocibles de la ultraderecha mediática, que ha dedicado varios minutos para hablar insistentemente del “piso de 443 metros” cuadrados del gobierno en el que vive la jefa de Sumar.

El presentador reaccionario utiliza como punto de partida unas declaraciones de la política gallega en el programa “Late Xou”, presentado por Marc Giró. En la entrevista, que se desarrolló en clave de humor, Giró pregunta a Díaz por el inmueble del Gobierno en el que reside en Madrid. Es entonces cuando la vicepresidenta dice que es “una condena”, a lo que el presentador le pregunta si se refiere a “la vivienda”, a lo que Díaz responde que se refiere a que en la capital española, a diferencia de su Galicia natal, no hay mar.

A partir de ese extracto de la entrevista, Carlos Cuesta emplea un estilo muy agresivo, parecido al de Jiménez Losantos, para criticar a la ministra. “En Madrid no hay mar porque tu piso no se extiende un poco más, porque como llegue un poquito más lejos llega hasta el mar”, le espeta el presentador de ultraderecha al inicio de su intervención.

A partir de ahí, continúa un discurso en el que el presentador retuerce las palabras en tono distendido de Díaz para que parezca que se refiere a que “la condena” es vivir en un piso “de 443 metros cuadrados” y no a la diferencia entre Madrid y Galicia. “Que tengas las santas narices, cuando tú dices que eres la representante de los pobres, de decir que un piso de 443 metros cuadrados es una condena (…) porque no ves el mar… ¿en serio?”, continúa Cuesta, que a partir de ese momento saca a pasear los recurrentes ataques de la derecha contra el Gobierno, como el uso del Falcon. “Pues si no ves el mar, te coges el Falcon, que lo haces, y te vas a tu casa, que tienes otra, en la costa”, sentencia Cuesta, que califica a Díaz en tono irónico como “representante de los pobres”.


En ese momento el presentador da pie a sus colaboradores, Sandra León y Fernando Quintero, que utilizan todas esas manidas críticas sobre los estilos de vida de los miembros progresistas del gobierno. En este apartado comienzan a criticar el gusto por la moda de Díaz y también que el piso en el que vive sea “el más grande a disposición de los ministros”, detallando que no es que estén obligados por ser ministros a vivir en esos inmuebles y que, de hecho, pocos viven en ellos. Pero no se quedan aquí, y comienzan a hablar de que sus “fuentes” describen el piso como algo que puede recordar “a la burguesía de hace años”, señalando que allí vivieron ministros franquistas.



No obstante, y pese a todas las críticas, Carlos Cuesta reconoce que en España los ministros tienen que tener un estatus y defiende que habitar esos pisos es un derecho porque somos “una gran nación” y “tienes que tener una cierta diferenciación” aunque aquí “tenemos un problema de lo que vota la gente”.



Nada de esto sería posible sin suscriptores