Estas son las series y películas disponibles en las plataformas que no puedes perderte

Guía de cine y televisión de Diario Red, con pequeñas o grandes joyas, y las recomendaciones de nuestra redacción

Muchas veces tardamos más en buscar una serie o una película que en verla. Ante la actual saturación audiovisual y con una oferta que muchas veces nos resulta apabullante, hemos pensado en proponeros, periódicamente, una guía con algunas películas y series que, creemos, os van a gustar. ¡Allá vamos!

1. Un maratón: Ripley

Tom Ripley, falsificador y asesino en serie, es un fascinante personaje literario creado por Patricia Highsmith y que protagonizó cinco novelas: A pleno sol, La máscara de Ripley, El amigo americano, Tras los pasos de Ripley y Ripley en peligro (todas ellas publicadas por Anagrama). Ahora Steven Zaillian (creador de la magnífica serie The Night Of y guionista de La lista de Schindler) acaba de estrenar la cuidada miniserie Ripley, rodada en blanco y negro y con un estupendo Andrew Scott como Ripley. Una serie exquisita y hecha muy a la europea, no parece de Netflix.

Puedes seguir el maratón con El talento de Mr. Ripley, también en Netflix y en Movistar Plus+. El Ripley de Anthony Minghella es una de las mejores películas de los noventa, un filme luminoso (bellas localizaciones italianas y un gran trabajo fotográfico de John Seale) y a su vez tremendamente oscura. También su banda sonora, de Gabriel Yared y Harry Rabinowitz, es una maravilla. Matt Damon como Ripley está estupendo, pero no menos bien están Philip Seymour Hoffman, Jude Law, Cate Blanchett y Gwyneth Paltrow. Un repartazo.

Y para cerrar el maratón, tienes en Filmin A pleno sol, con Alainj Delon como Ripley y dirigida por René Clement. Para muchos es la mejor adaptación de una novela con el personaje de Highsmith.

2. Una película revelación: Anatomía de una caída

Un gran thriller que muestra la minuciosa y certera anatomía de una pareja (la caída del título no es solo física) con interpretaciones magistrales, sobre todos la de Sandra Hüller, nominada a la mejor actriz en los Oscar (donde el filme ganó, merecidamente, el premio al Mejor guion). También se hizo con la Palma de Oro en Cannes, nada menos.

Anatomía de una caída se convirtió en la película más vista de la historia de Filmin en su primer fin de semana, una audiencia muy merecida porque en quince minutos de esta película francesa hay más cine que en las tres mediocres horas de Oppenheimer, la gran triunfadora de los Oscar.

3. Una serie legendaria: Curb Your Enthusiasm

Serie cómica con 25 años y 12 estupendas temporadas que ya se puede ver entera en Movistar Puls+. Un lujo. En ella el guionista, actor y director Larry David (cocreador de Seinfeld) se interpreta a sí mismo y cada episodio, de media hora y cámara en mano, es un gran ejemplo de revitalización de la comedia además de la creación de un magnífico protagonista con el que muchos nos identificamos. La razón es sencilla: dentro de lo rutinario, maniático, misántropo y asocial que es (algunos también lo somos), Larry dice a le gente lo que nosotros no nos atrevemos a decir. También nos gusta Larry porque nos recuerda que, en el fondo, la mayoría de la gente “normal” está como una regadera y por eso toda absurda y mínima convención social queda demolida en esta serie única e irrepetible. Como diría Sartre, el infierno son los otros.

4. Un documental: Prazer, Camadaras!

Este imaginativo trabajo de José Filipe Costa es perfecto para celebrar el 50 aniversario de la Revolución de los Claveles, insurrección de militares antifascistas en Portugal (que no celebraba elecciones desde 1925) del 25 de abril de 1974 y que trajo el fin de la dictadura. Un año más tarde, después de la revolución, muchos extranjeros fueron a ayudar en recién formadas cooperativas y además de ayudar a organizarse chocaron con sus costumbres, muy poco progresistas y bastante ancestrales. Está en Filmin.

5. Una incomprendida: Blonde

Blonde (en Netflix) no gustó a todo el mundo y tuvo críticas demoledoras. Lo primero que hay que agradecer a Blonde es que no es un biopic, está basada en una novela de Joyce Carol Oates, que novelizó, tomándose numerosas licencias creativas, la vida de Marilyn. Lo mismo hizo el director Andrew Dominik, que adaptó la novela de Oates como una película de terror de tres entretenidas horas. Dominik se muestra muy imaginativo a la hora de rodar y eso se agradece, aunque a veces no le salga del todo lo que parece buscar (tampoco en el guion). Algunos esperaron encontrar un académico homenaje a Marilyn y, decepcionados, se encontraron con una película descarnada, obscena y triste. Los malos son maltratadores y depredadores sexuales como Darryl Zanuck, John Fitzgerald Kennedy o Joe DiMaggio y el bueno el intelectual Arthur Miller. Lo mejor: una extraordinaria Ana de Armas.

6. Una marcianada: Mi reno de peluche

De siete episodios, es la gran sorpresa en Netflix (ha superado en visualizaciones a Ripley) y la miniserie malrollera de la que todo el mundo habla. La serie, basada en una historia real que le sucedió a su actor y creador (Richard Gadd) y con una estupenda interpretación de Jessica Gunning, es un original thriller sobre un cómico que se enfrenta al acoso de una turbia mujer. Avisamos: puede resultar desagradable, no es para todos los gustos.

7. Un clásico: La jauría humana

En honor a los cien años de su nacimiento, hemos pensado en una de las mejores interpretaciones de Marlon Brando: la de La jauría humana (en Filmin). En ella Brando interpreta al sheriff Calder, el personaje más integro en una película en la que reina la mezquindad humana y con la que Arthur Penn, director de Bonnie y Clyde (que puedes ver en Movistar Plus+), logró un puente entre el viejo Hollywood y el nuevo Hollywood, una mezcla entre el cine de estudio (se rodó en los platós de tres estudios: Warner, Paramount y Fox) y toques del cine europeo que tanto influyó en el cine americano. Y lo hace por su arrojo a la hora de plantear temas sexuales (la revolución sexual ya estaba desarrollada en los estados más avanzados de los Estados Unidos) y su crudeza a la hora de presentar una América violenta (hay más sangre de la habitual en el cine de estudio), corrompida y amoral. Una absoluta joya del cine.

8. Una para los niños: La tortuga roja

Premio Especial del Jurado en Cannes y nominada al mejor largometraje animado en los Oscar, esta fábula (sobre las etapas fundamentales de la vida de un ser humano) es la historia de un náufrago en una isla desierta y poblada de tortugas, aves y cangrejos. Debutó con ella el animador ganador del Oscar Michael Dudok de Wit, que en La tortuga roja apostó por el cine mudo mostrando a los niños, en 80 bellos minutos, la grandiosidad de un buen encuadre y del cine. Aclaración: quizás no es muy recomendable para niños demasiado pequeños.

Las recomendaciones de la redacción

Hoy: Willy Veleta

Inaugura esta sección de cierre nuestro querido Willy Veleta, reportero veterano que además de patearse la Carrera de San Gerónimo y acudir a todas las manifas para Canal Red, es un gran cinéfilo. Lo demuestran sus recomendaciones:

“Recomiendo a los amigos de Diario Red Fallen Leaves, de Aki Kaurismäki (en Filmin) Una especie de Annie Hall a la finlandesa, pero sin Annie Hall ni Alvy Singer. También El Cairo Confidencial, de Tarik Saleh (en Filmin), un thriller en plena primavera árabe. Un Serpico a la egipcia. También Las ocho montañas, de Felix Van Groeningen y Charlotte Vandermeersch (en Filmin), que nos dice que la amistad no tiene límites ni fronteras. Es una película que te reconcilia con la vida, con la montaña, con la tranquilidad”.

“Tampoco hay que olvidar El maestro que prometió el mar (Movistar Plus+). Lloré varias veces poniéndome en la piel del maestro Antoni Benaiges. No les pudo dar el mar, pero les dio mucho más. Y por último El Encargado (Disney), con Guillermo Francella haciendo de villano porteño (el portero de finca que nunca querrías tener, pero al que tampoco querrías despedir) y The Quiet Girl, de Colm Bairéad y en Movistar Plus+. Una joya sobre la infancia, la orfandad forzada y la generosidad en una desconocida Irlanda, otra película que te pone el vello de punta”.

Nada de esto sería posible sin suscriptores